ALYRE | La belleza me persigue
Que le voy a hacer si me pierdo en la belleza, si me persigue por todas partes...
Belleza, escritos, poesía, amor, pasión, vida,
51403
post-template-default,single,single-post,postid-51403,single-format-video,edgt-core-1.1.2,ajax_fade,page_not_loaded,,vigor-ver-1.8, vertical_menu_with_scroll,smooth_scroll,wpb-js-composer js-comp-ver-4.11.1,vc_responsive
 

La belleza me persigue

La belleza me persigue

Que le voy a hacer si me pierdo en la belleza, si me persigue por todas partes, si solo ella sabe como encontrarme brillante cada vez que me la topo de frente en algún inesperado lugar, estoy empezando a pensar que quizá no sea ella sino yo quien le persigue, porque no hago más que encontrármela en todos los rincones y en todas sus formas, se me refleja allá por dónde piso y me renueva cada vez que me deja acariciarla o besar sus labios de nuevo…
Está ahí, en la sonrisa desenfadada de la inocencia, en su juego salvaje, en los ojos llenos de vida, en el arte de su escultura firme y esbelta, cómo no voy a dejarme caer, a regocijarme en sus brazos y a contemplar el abismo de su juventud mientras me derrito en su sexo. Y cómo no voy a perderme también en el abismo de la madurez, a protegerme en su regazo, a perderme en sus historias, en su sabiduría, descifrando las arrugas de los ojos cansados y faltos de amor que se llenan de esperanza con un solo encuentro, como no voy a querer derrotar la desesperanza y revivir el deseo del que creía que el mundo estaba perdido…
Como no voy a deleitarme con semejante fragilidad, yo que soy más consciente que nunca de que lo único que nos salva es la belleza. Quizá el resto de gente la encuentre con un traje distinto, pero no yo paro de verla en todos lados, está ahí, desafiante, me mide el paso, juega con mi inteligencia, me sorprende con sus trucos, me vence con su derroche ternura, protección, pasión, devoción, bondad… y no puedo resistirme, quizá por eso cada día me enamoro, de una sola mirada, de un niño que se hace cómplice mío, del indefenso animal en busca de alimento, de un atardecer, de una canción o de un solo acto de poesía.
Primitiva yo, le agarro con los dientes, le araño con las uñas, le pego un bocado sin saber que consecuencias tendrá dicha sustancia en mi cuerpo y me convierto en emoción, en risa, en lágrima…
Resulta increíble poder encontrarla en un mundo tan vulgar, ha habido meses en que he sido incapaz, pero ahora que le miro a los ojos con profundidad y comprendo que hasta lo más sórdido merece ser redescubierto he encontrado el alivio.
Por eso quizá me sigue persiguiendo el pasado y me pierdo tantas veces en la locura, pero al menos ahora se que es en la locura cuando estoy más cuerda que nunca, entonces solo dejo que instinto y sentimientos tracen el camino, ellos no se equivocan y a estas alturas no nos vamos a engañar, este es el único modo de supervivencia que me queda.

No Comments

Post a Comment