ALYRE | Seguidores Secreto
Análisis social de la vida moderna en redes sociales, seguidores, influencers, fans, artistas, voyeurs y toda la mentira que se esconde detrás de una verdad a medias.
Seguidores, análisis social, redes sociales, fans, influencers,
51394
post-template-default,single,single-post,postid-51394,single-format-standard,edgt-core-1.1.2,ajax_fade,page_not_loaded,,vigor-ver-1.8, vertical_menu_with_scroll,smooth_scroll,wpb-js-composer js-comp-ver-4.11.1,vc_responsive
 

Seguidores secreto

a

Seguidores secreto

  • Mi seguidor secreto cada día busca un rastro, mira mis redes, mis fotos, mis vídeos, mi vida y fantasea con ello creyendo conocerme. No le dió me gusta a nada, prefiere permanecer en el anonimato, pero miró cada una de mis publicaciones.

Si algún día nos cruzamos me tratará con indiferencia, quizá como a una desconocida pero sabe cada paso que di, cada traje que vestí y cada emoción que reflejé en esos traslúcidos textos y posts compartidos, quizá alguno de esos días en los que hablé del amor y desesperanza, o quizá otro en el que lo hice de estupideces y solo me reía de la vida.

Conoce mis gustos, sabe que me gusta el arte, la naturaleza y la locura, que soy más de rock que de reggaetón, que ahora me ha dado por la poesía, que me gusta trasnochar y por ello me ausento en las mañanas, sabe que vivo danzando inestable de un lado a otro, viajando, jugando, viviendo de no se que coño con una guitarra bajo el brazo, sabe lo que pienso del mundo, conoce mis valores y mi interés por las causas perdidas, quizá juntos podríamos formar un buen partido humanitario en pro de la justicia pero prefiere seguir oculto en silencio.

Mi seguidor secreto se conforma con eso, sabe todo de mi y piensa que yo no se lo que se.

Quizá nunca cruzará una conversación conmigo, ni compartirá alguno de mis días, ni olerá el perfume que elegí llevar puesto, ni escuchará mi más rabiosa queja, tampoco conocerá mis miedos, ni compartirá mi dolor, ni verá las lágrimas de mi fragilidad.

Se quedará solo con la concepción que mostré en mis redes, con esas migajas de mi persona, consumiendo una verdad a medias tan poco fiel a la realidad. Preferirá seguir siendo un seguidor secreto, un espía, un voyeur, un fan que va un paso por detrás creyendo saber sin tener ni idea de nada y yo seguiré sin comprender que gracia tiene una vida irreal observada en vez de vivida con alguien, la irremediable lacra de estos tiempos modernos tan vacíos en los que vivimos.

 

No Comments

Post a Comment